LA MODA EN EL BALONCESTO. PARTE 1

LA MODA EN EL BALONCESTO. PARTE 1

  • la moda en el baloncesto wilt chamberlain
  • la moda en el baloncesto fernando martín
  • la moda en el baloncesto john stockton
  • la moda en el baloncesto magic johnson
  • la moda en el baloncesto larry bird
  • la moda en el baloncesto fernando romay
  • la moda en el baloncesto allen iverson
  • la moda en el baloncesto michael jordan

Si mal no recuerdo, fueron unas Converse que llevaba por entonces Dennis Rodman mi primera adquisición por gusto en cuanto al estilo que quería adoptar en esto del baloncesto. Aun siendo de la cosecha del 81 empecé tarde a jugar, creo que cuando los Bulls ganaban su quinto anillo a mi me regalaban mi primer balón.

En aquel entonces, yo vestía lo primero que cogía del armario; un pantalón por aquí, una camiseta por allá... pero en las canchas del parque donde todo comenzó para mi, aquellos chavales iban vestidos de una forma determinada; pantalones anchos, calcetines "tobilleros", camisetas muy coloridas de sus equipos favoritos, zapatillas altas de gran diseño... para alguien que venía del tenis como era mi caso, donde impera la dictadura del color blanco, pantalones a la altura del muslo, calcetines altos... me costó adaptarme, lo reconozco.

Los amigos de aquella maravillosa época tuvimos algunas referencias estilísticas; Kobe Bryant, Allen Iverson, los vídeos en VHS que nos dejaba José Isaac con aquellos Mix Tape de And1 y lo que veías en el compañero y que no tardabas en imitar. Yo siempre llevaba una codera como MJ, no tenía ni idea sobre el porqué la llevaba él, pero me la ponía. Así que, allí estábamos, en plena década del 2000 y con un estilo muy de "jugón", muy de "playground" que imperaba por cada rincón del mundo del baloncesto salvo en aquellos jugadores clásicos, los viejos rockeros, los veteranos del "Good morning Vietnam" que diría nuestro querido Andrés Montes. Éstos eran más del estilo "John Stockton"; pantalón por encima de la rodilla, zapatillas altas, calcetines altos (y como no, sus inseparables tobilleras), alguno había que se ponía una cinta para el pelo, y el que traía joyas como camisetas del Real Madrid con "Parmalat" en el pecho, alguna de Julius Erving, de la selección española cuando los Juegos Olímpicos del 92... ¡unos cracks vaya!

Está claro que cada deporte requiere de una indumentaria concreta adaptada a él. Es cierto que se pueden hacer ciertas modificaciones de la misma, pero tienes solo un margen que lo permita, desde las limitaciones propias del reglamento hasta la comodidad propia de uno mismo.

Desde los inicios del baloncesto hasta ya avanzados los ochenta, el estilo era muy marcado; pantalones muy cortos, camisetas sin mangas entalladas (en algunos jugadores se acentuaba más por los tamaños estandarizados), calcetines altos y zapatillas de caña alta. Supongo que premiaba la comodidad al estilo mismo. Los tejidos también evolucionaron en la línea que evolucionaba la velocidad del juego, es por esto que desde las primeras prendas de algodón ya en los ochenta nos encontramos con prendas de material mixto de algodón y poliéster.

Durante más de 40 años ese era el estilo del jugador de baloncesto, y por arrancar desde un punto en concreto, algo que por otro lado fue significativo deberíamos decir, tomó consciencia de tendencia en cuanto se empezaron a personalizar las primeras zapatillas.

Poco a poco y adentrándonos en los 80, ya aparecieron signos de personalización en cuanto a las medias, zapatillas, accesorios... bastó la inclusión, que se dice pronto, de un tal Jordan, para que pocos años más tarde, todo empezara a cambiar, no solo la ropa.

Continuará...

Rafael Vargas

Diseñador Gráfico + aficionado al baloncesto

OTROS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR

Déjenos sus comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.